La Historia de los Amperímetros. Un breve repaso al desarrollo de las herramientas de medición eléctrica Destacado

Amperímetro Amperímetro

El término Electricidad fue acuñado en 1600 por William Gilbert, en Inglaterra parea referirse a un fenómeno que ya se había estudiado miles de años atrás por el filósofo griego Tales de Mileto, o en culturas más antiguas como la egipcia, quienes observaban las descargas eléctricas que producían las anguilas, peces que denominaban “Los tronadores del Nilo”. Pero no fue hasta finales del siglo XIX y principios del XX cuando la electricidad se comenzó a extender de forma masiva por las calles y las casas, incluyendo en Chile. Precisamente desde que se inventó la batería de Volta, en 1800, la humanidad comenzó un movimiento a gran escala para poder obtener la mayor cantidad de utilidades prácticas de la electricidad y junto a ello, también surgió la necesidad de contar con instrumentos de precisión que pudieran medirla, como lo fue el galvanómetro, el predecesor de lo que hoy denominamos como Amperímetros y Voltímetros.  

Pila de Volta
Pila de Volta

El galvanómetro fue creado para detectar la intensidad y el sentido de una corriente eléctrica y su principio básico es simple ya que utilizaba una bobina (dispositivo hecho de alambre para crear una campo electromagnético) para mover una aguja magnetizada similar a una brújula.

La primera persona que descubrió que la aguja de una brújula se desviaba cuando estaba cerca de un alambre electrificado fue el físico y químico danés Hans Christian Oersted en 1820, posterior a eso, su descubrimiento fue la base del desarrollo de distintas técnicas que estudiaban dicho fenómeno por científicos como el matemático y físico francés André-Marie Ampère, quien estudio la relación entre electricidad y magnetismo y descubrió que la intensidad del campo magnético era proporcional a la intensidad de la electricidad que lo producía, creando la Ley de Ampère.

Galvanómetro
Galvanómetro

Desde el descubrimiento del fenómeno, muchas mentes de la época desarrollaron sus métodos para poder cuantificar y obtener utilidades prácticas, así fue como en 1831 el científico británico Michael Faraday descubrió que el experimento tenía nuevas implicancias si se ejecutaba a la inversa. Hasta ese punto todos sabían que si se aplicaba corriente a una bobina, esta creaba un campo electromagnético y podía mover un imán que se encontraba a su interior, por ende, Faraday se preguntó: Si por el contrario, muevo un imán al interior de una bobina ¿Puedo generar corriente eléctrica? Pronto concluyó que su hipótesis era cierta, y su experimento es la base de lo que hoy conocemos como los dínamos, los alternadores de los vehículos y los generadores eléctricos. 

Estos instrumentos, que en sus inicios fueron creados como herramientas para el estudio de la electricidad en Universidades, pronto se comenzaron a desarrollar para el mundo industrial. Ya en 1850 la electricidad había hecho su estreno en Chile y gran parte del mundo, cambiando la forma en como las personas se iluminaban y se transportaban. La creación de herramientas precisas, portátiles era imperativa. En un principio, las primeras herramientas de medición utilizaban una aguja magnetizada que flotaba sobre agua para evitar la mayor cantidad de fricción posible y la unidad cero del instrumento se alineaba al polo norte de la tierra al igual que una brújula, por ende, los primeros galvanómetros debían estar calibrados con el planeta, lo que era poco práctico, al mismo tiempo, los materiales utilizados necesitaban ser lo suficientemente conductores para detectar la corriente de forma precisa.

El amperímetro estándar de la industria durante muchas décadas fue desarrollado por el químico e ingeniero estadounidense Edward Weston en Nueva Jersey en 1888. La innovación de Weston incluyó un imán permanente estable y su desarrollo de un material especial Manganina. La manganina tenía un valor de resistencia muy estable y permitía que los medidores de Weston se mantuvieran precisos. El imán permanente tiene como finalidad crear un campo magnético que mantiene una bobina suspendida utilizando el principio de la fuerza de repulsión magnética para evitar roce y generar precisión en la medición. Cuando se le aplica corriente a la bobina, esta gira alineándose con el campo magnético del imán. La bobina a su vez esta conectada con un resorte que mueve una aguja que marca la intensidad de la corriente. 

Amperímetro
Amperímetro Weston

El desarrollo tecnológico y la constante búsqueda de obtener métricas cada vez más precisas llevaron al desarrollo de las complejas herramientas de medición que existen en la actualidad, hoy en día y gracias a la globalización, existen múltiples fabricantes de amperímetros y otras herramientas de medición precisas que se encuentran el mercado disponible para las empresas y contratistas y que puedes encontrar dentro del catálogo de Molly Chile, si necesitas asesoría para saber cual herramienta es la más apropiada para ti, siempre tendremos un profesional listo para resolver tus dudas.

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Lunes, 07 Noviembre 2022 16:21
Esteban Ibarra

Autor y editor en Histrionico.com

www.eiproducciones.cl
Inicia sesión para enviar comentarios

Podcast

Últimos Tweet

RT @JessiiMassii: 👇🏽👇🏽👇🏽👇🏽 PROPÓSITO JUVENIL: JÓVENES AGENTES DE CAMBIO, LA REIVINDICACIÓN DE LA JUVENTUD HA LLEGADO https://t.co/DhoNi5Dj…
Acaba de publicar una foto https://t.co/ckGaVp7vok
Acaba de publicar una foto https://t.co/k2erZyt9Bo

Mira Ahora

Error: No articles to display