Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

ESPECTÁCULO | Desde mi vereda - Por Carmen Gloria Aguilar

Gerardo junto a su coreógrafa Jazz Torres en Bailando por un sueño Canal 13 Gerardo junto a su coreógrafa Jazz Torres en Bailando por un sueño Canal 13 Archivo productora 31noventa

La intención de esta columna es graficar el Medio Artístico desde adentro. Contando historias de artistas desde mi experiencia como productora y mánager.

Aquí encontrarán también, algunos tips de ayuda, para los artistas que recién se están formando; ya que debido a los tiempos que vivimos y a lo golpeado que ha sido nuestro rubro, crecer como artista sin recursos económicos es más difícil aún.

También, podrán conocer artistas emergentes y consagrados pero de la parte más humana; ya no sólo como el personaje que sube al escenario.

Durante el último año he aprendido muchas cosas, quizá más que en toda mi vida. Para ser exacta, quisiera situarme en el día 18 de marzo del 2020, fecha en que se divide el antes y el después.

A mis 49 años ya había vivido bastantes cosas, pero nunca imaginé lo que nos esperaba. La palabra pandemia parecía distante, covid-19 incluso me costaba pronunciarlo. Sólo sabía que, si bien era muy contagioso, tenía una baja tasa de mortalidad.

Yo había comenzado un 2020 exitoso, hasta ese momento mi trabajo no había sido afectado ni siquiera por el estallido social, acaecido el 18 de octubre del 2019. Donde muchos de mis pares habían perdido contratos y por supuesto dinero. Me encontraba tranquila trabajando en canal 13, específicamente en el programa " Bailando por un Sueño" y con el artista más importante del concurso, nada menos que con Gerardo. ¿Se acuerdan del conocido tema de los 90s “Rico Suave” ?, acá les dejo el link para que lo recuerden https://youtu.be/7aNBmj65Kdg .

Después de esta puesta en contexto, volvamos al 18 de marzo, el principio del fin...

Como todas las mañanas me levanté muy temprano para irme al canal, mientras tomo un café me conecto a internet y empieza a expotar el grupo de WhatsApp del programa, con un mensaje de la productora artística que decía algo así como que debido a lo acontecido hace 15 minutos, se requiere de la presencia del equipo completo, en un lapso máximo de 2 horas.

Entonces me meto a Google para ver qué es lo que pasó hace 15 minutos, el Presidente de la República había declarado estado de excepción. Ahí supe que esto era grave y debía comenzar a mover los hilos.

Lo primero que hice fue llamar a mi Uber de confianza, para encomendarle una misión. Debía adelantar mi pasaje de regreso a La Serena, porque ahí vivo y pasar a la farmacia, por medicamentos para abastecerme en caso de emergencia.

Mientras me duchaba pensaba mil cosas, lo que estaba sucediendo no tenía precedentes, pero aun, así como no cachaba nada, no estaba asustada.

Una vez que llegué al canal, comenzó la carrera por conseguir un vuelo a Kentucky, para devolver a mi artista a su país. Recién al final del día, conseguimos en $ 4.000.000 lo que en verdad costaba $ 1.300.000, desde el primer día las grandes empresas nos vieron la cara...

En la espera del ticket que fue eterna, mi artista comenzó a contarme su experiencia vivida con el ébola el 2009, ahí fue que abrí los ojos. Nos van a encerrar decía, no podrás salir ni a comprar, recién ahí comprendí la gravedad de la situación.

Fue un día difícil para todo el equipo, más de 100 personas quedábamos cesantes de un momento a otro, fue como si nos hubieran despedido, trabajamos tristes y desanimados.

El día 19 regresé a mi casa, estaba cansada y entonces como que me tomé vacaciones. Me dediqué a hacer todo lo que me gustaba y que por tiempo no podía: arreglé el jardín, volví a tejer y cocinar, créanme; la pandemia sacó lo mejor de mí.

Pero, por otro lado, una vocecita interior me decía: " esto es un aprendizaje, la vida no volverá a ser igual en mucho tiempo", y cosas así. Algo me tenía intranquila, mis amigos productores me llamaban para invitarme a emprender con ellos un nuevo negocio y yo no quería, les contestaba que estaba en modo pandemia. pero en el fondo era que yo aún no comprendía del todo lo que estaba pasando, no me quería desgastar en una idea que no fuera propia, y por sobre todas las cosas estaba disfrutando del encierro con mi familia.

Así fue pasando el tiempo y llegó el mes de mayo, una noche mientras fumaba un cigarrillo en el patio de atrás de mi casa, se me ocurrió una idea brillante. Quería ofrecer oportunidades de trabajo al medio artístico, ya de alguna manera intuía que los bonos, no serían para nosotros...

Tiré líneas y partí con mi idea bajo el brazo, donde un amigo, ya sabía que el proyecto no sería barato y necesitaba ayuda económica. Me asocié con mi amigo y así fue como nació " La Vitrina".

En la columna de la próxima semana, les contaré como estructuramos este emprendimiento, como aprendimos a trabajar de manera distinta, sus pros y sus contras desde mi experiencia, etc.

Un abrazo enorme para todos

Gracias por leerme

Rate this item
(3 votes)
Last modified on Wednesday, 21 April 2021 20:13
Carmen Gloria Aguilar

Autora en Histrionico.com
Manager de artistas.
www.31noventa.com

www.31noventa.com
Login to post comments

Últimos Tweet

Acaba de publicar una foto https://t.co/Pw73GJvfND
Acaba de publicar una foto en La Serena, Chile https://t.co/rUdgDxGqdv
Acaba de publicar una foto https://t.co/xgI3840all

Twitter

Acaba de publicar una foto https://t.co/Pw73GJvfND
Acaba de publicar una foto en La Serena, Chile https://t.co/rUdgDxGqdv
Acaba de publicar una foto https://t.co/xgI3840all
Acaba de publicar una foto https://t.co/JUqs5JWnfO
Acaba de publicar una foto https://t.co/SzibMb4nhf
© 2021 Todos los derechos reservados