Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Las historias tras el Yeti chileno - Por Mario González Featured

Cuando una conversación se convierte en una gran fuente de información, uno puede comenzar a descubrir casos y hechos que están fuera de los límites de la lógica o lo real. Uno de esos estos fue, cuando tiempo atrás en una de nuestras publicaciones, se mencionó al Yeti Chileno y también por una conversación con gente local del campo y montaña de la Región Metropolitana.

Estos mencionaron que mucho tiempo atrás fue avistado por ganaderos del lugar, una gigante silueta rondando por el sector lo cual se asemeja a lo divisado en Rengo, año 1985.

Con características muy especiales, pero más bien derivado de lo físico, ya que sería una criatura no agresiva, con una altura de unos 2 metros con una prominente mandíbula y un cuerpo cubierto de pelos y, lo que tienen todos en común, con el pie grande.

Es precisamente en la precordillera de la VI región, en Popeta, al interior de Rengo, cuando un hombre identificó a esta criatura rondando la zona y la prensa sacó a luz pública lo relatado por el único testigo.

Desde entonces es que han surgido diversas hipótesis de este extraño ser y también, muchas dudas respecto a su real existencia o no.

Ante la ausencia total de pruebas, solo se cuenta con relatos que lo describen como un simio gigante bípedo que se cree que está localizado en las zonas boscosas de la cordillera, pero otras fuentes indican que podría ser una variedad de oso albo lanudo similar al oso polar. Muchas historias de esta criatura rondan por internet, pero una aún más misteriosa es la que se cuentan en Chile en un pueblo llamado Rengo. Ahí se cree que arrieros, campesinos y lugareños del lugar avistaron a una criatura muy similar al Yeti, la que denominaron el abominable hombre de las Nieves de Rengo. El hecho ocurrió por allá en el año 1957 y el desaparecido diario La Gaceta de Santiago contó la historia.

Esto se podría determinar ya como leyenda o mito rural, al no tener pruebas fehacientes del avistamiento, pero si es interesante mantener esto en el tapete, pues uno nunca sabe con qué se puede encontrar, sobre todo en los sectores cordilleranos.

Un caso muy similar, mencionado al comienzo de esta columna, fue el encuentro de arrieros de la comuna de Curacaví a eso del año 1985. Una mañana como cualquier otra y en sus faenas de recorrer los cerros de la cordillera de la costa, cuatro arrieros acompañados de varios canes emprenden rumbo a vigilar el ganado que se encontraba pastoreando en el sector. Mientras más ascendían más se acrecentaba la niebla dificultando la visibilidad, solo confiando en sus fieles caballos para que sigan las sendas hasta llegar a la zona en donde se encontraba su ganado. La labor era tal cual como en otras oportunidades con la diferencia del comportamiento de perros y caballos, temerosos y muy apegados a ellos indicaba la presencia de algo extraño por el lugar.

Regularmente se pueden observar pumas merodeando, situación que generaba miedo por el tamaño de estos felinos, y que provocaba temor en los animales.

Al avanzar más hacia la cumbre, pueden observar sus bovinos que alborotados corren por las laderas del cerro, esto indicaba que algo los ahuyentaba. La sorpresa fue al divisar una gran silueta oscura, peluda, de brazos muy largos, bípedo que se confundía a la distancia con la neblina, al parecer no era el famoso puma. Esta figura corría tras el ganado, pero al percatarse de la presencia de estos arrieros se detiene, levanta su cabeza y emite un ruidoso mugido el cual hizo eco en las quebradas. Posterior a esto emprende rumbo a la cumbre con una gran velocidad arrasando con tebos y espinos sin saber hacia dónde se dirigió. Trataron de ir al lugar del avistamiento, pero, al ser de difícil acceso no pudiendo comprobar marcas o ver los arbustos que había arrasado, quedando con más dudas que respuestas a un hecho sin comprensión.

Este encuentro fue un caso aislado, no pudiendo ser visto nuevamente por ninguno de los lugareños que ascienden aquellos cerros hasta el día de hoy.

Como dato adicional agregar que el yeti o abominable hombre de las nieves (o Jigou para los tibetanos del Himalaya) podría ser un críptido interpretado como un simio gigante emparentado con el Pie Grande norteamericano o el Yowie en Australia, y el Kunk en los Andes.

Rate this item
(2 votes)
Last modified on Thursday, 17 June 2021 15:41
Mario González

Mario González Calderón ( Capitán UFO )
Jefe de prensa en Histrionico.com
Conductor de Radio FM.
Director del equipo de investigación y divulgación "Observador de Estrellas Chile"
Creador y editor de la revista de Ufologia, Paranormal, historia y ciencia "ODE NEWS" 

Login to post comments