Carlos Tromben nos trae en su novela “Huáscar” todos los entretelones que se realizaron para conquistar el Pacífico. Destacado

Por Francisco Pérez, Chile @fr4ncisco_jp

 

Para esta reseña traigo una novela histórica que leí a finales del año pasado y que relata un importante episodio de la Guerra del Pacifico, me refiero a la captura del buque de guerra peruano “Huáscar”, en el combate naval de Angamos.  Quizás se pueda pensar al ver este libro en alguna estantería, que aburrido, esto lo vi en la escuela, pero como ocurre con la mayoría de las novelas históricas retratan de manera entretenida hechos desde un prisma que habitualmente no nos cuentan, enseñándonos varios detalles y anécdotas que nos sorprenden.  Pero dejemos eso para más adelante y vamos primero con los detalles más “técnicos” de este libro.

Primero, esta novela se titula simplemente “Huáscar” y esta escrita por Carlos Tromben Corbalán, ingeniero comercial, periodista y escritor  que se hizo conocido en el ambiente nacional por su primera novela “Poderes fácticos” publicada el año 2003, y que lo hizo ganador del concurso de la Revista de Libros del Mercurio, al igual como lo han hecho varios escritores que se hicieron conocidos gracias a este premio, como por ejemplo el escritor Roberto Ampuero al que he reseñado un par de veces con su saga detectivesca sobre Cayetano Brulé.  Dos años después Tromben nos traería otra novela policial llamada “Prácticas rituales”, y en el 2006 ya se haría de un nombre en las letras nacionales con “Karma”, una novela acogida de por la crítica y los lectores de forma excelente.  Pero será con “La casa de Electra”, publicada el año 2010, que el escritor comienza a incursionar de lleno en la novela histórica, con una historia ambientada durante la Segunda Guerra Mundial y que tiene como protagonista a una aguerrida mujer. 

Y es en el año 2015 que lanza su novela “Huáscar”, la cual nos describe los sucesos que se ocurren después del combate naval de Iquique hasta el combate naval de Angamos, momento en que es capturado el buque de guerra peruano y fallece durante el combate el comandante de este Miguel Grau.

Como antes les mencionaba la gracia que tiene este libro es narrar de manera mucho más cercana y vista desde el punto de vista de varios protagonistas de esta historia como el gobierno chileno comienza a urdir un plan para lograr capturar al “Huáscar” y con esto lograr hacerse del control del Pacífico, lo que le significaba al país poder transportar suministros y tropas por toda la costa Pacífico sin preocuparse de que serían atacados y hundidos por los barcos peruanos.  Se describe por ejemplo como ve los continuos ataques del “Huáscar” a los puertos chilenos un encargado de una estación de telégrafos que se encarga de enviar toda la información que ve desde su puesto a los encargados de la marina. Del mismo modo se describe la forma de vida y la diversión de esa época en los bares del puerto donde asistían los marinos de la escuadra, que en esos tiempos no solían tener mayores estudios y se enfrascaban en peleas y disturbios en las llamadas “casas de remolienda”, marinos que muchas veces llegaban a sus puestos en los buques chilenos a muy mal traer o que simplemente no llegaban y debían buscarlos en los tugurios de Valparaíso.

Además, cuenta con varios datos y anécdotas que llaman bastante la atención y que dejan en claro que la forma de gobernar no a cambiado mucho desde esos tiempos, como, por ejemplo, lo que sucedía con el carbón para los buques de la escuadra.  Era cosa por todos sabido que el mejor carbón que existía en la época era el que se traía desde Inglaterra, pero que a pesar de todo la escuadra seguía usando el carbón nacional, que además de producir una combustión con muchos más restos de hollín que tapaban los conductos de combustión de las calderas la eficacia energética era mucho menor que la del carbón inglés, pero a raíz de que muchos políticos y personal del gobierno tenía intereses económicos en las empresas carboneras nacionales, simplemente se optaba por que el estado siguiera invirtiendo en estas empresas.

Por lo que, si tienen la oportunidad de leer esta novela, les recomiendo hacerlo, además no es una historia demasiado larga, cuenta con 298 páginas y se puede encontrar tanto en formato de bolsillo como de tapa dura.  Como ya les mencioné es un libro que se lee muy rápido y es especial para disfrutarla un fin de semana en la playa, o de paseo después del almuerzo.

Como hecho anecdótico les cuento que este libro se convirtió en el segundo más vendido en la Feria Internacional del Libro de Lima, siendo elogiada por la critica peruana y alcanzando grandes ventas en ese país. 

Luego de la publicación de “Huáscar” y siguiendo con la novela histórica, Tromben publica el año 2016 “Balmaceda” y el 2017 lanza “Santa María de Iquique” una novela basada en la matanza de familias completas chilenas, bolivianas y peruanas que sucedió en la escuela del mismo nombre a manos de soldados del ejército chileno en diciembre de 1907.  Esta novela estuvo entre los libros más vendidos de ese año y además fue escogida como una de las 10 mejores novelas escogidas por críticos y periodistas de cultura.

Espero poder toparme con más libros de este autor, ya que después de leer esta novela, te quedas con ganas de disfrutar de nuevas historias del autor.  En cuanto tenga la oportunidad les traeré la reseña respectiva, queda hecha la promesa.

Puedes hacernos una recomendación en nuestro grupo de Facebook 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Miércoles, 19 Enero 2022 17:41
Francisco Pérez

Autor en Histrionico.com

Inicia sesión para enviar comentarios

Podcast

Últimos Tweet

RT @JessiiMassii: 👇🏽👇🏽👇🏽👇🏽 PROPÓSITO JUVENIL: JÓVENES AGENTES DE CAMBIO, LA REIVINDICACIÓN DE LA JUVENTUD HA LLEGADO https://t.co/DhoNi5Dj…
Acaba de publicar una foto https://t.co/ckGaVp7vok
Acaba de publicar una foto https://t.co/k2erZyt9Bo

Popular

Error: No articles to display