Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En el antiguo dialecto greco-circense antes del nacimiento de Cristo nace la palabra Hister que significa saltarín y representa aquel personaje de una obra teatral que exagera su personalidad sus emociones e incluso su vestimenta. Usualmente utilizado para reflejar una parodia incómoda hacia ciertos aspectos profundos de la sociedad que solo se pueden decir rompiendo los parámetros de la normalidad. 

Somos histriónicos, saltarines, gritones, burlescos, exagerados para decir las cosas, siempre llorando o riendo, viviendo fuera de los límites, indómitos e irreverentes. Fracasamos donde la mayoría surge pero surgimos donde todos fracasan. Independientes, auto-empleados, autogestionados. Nos ayudaron pocos, casi nadie, solo familia, a veces ni eso y aquí estamos, aún vivos. Emprendemos, fracasamos, nos levantamos y volvemos a emprender con la idea idílica de que mientras se persigan los sueños propios la cruzada va por el camino correcto y sin saberlo vamos dejando una huella bien marcada que va a ser difícil de borrar, o si que lo será, puesto que no hay nada más profundo y turbulento que la pisada de un gigante. 

Aquí nos reunimos y aquí nos compartimos, bienvenido y bienvenida si eres histriónic@.