Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha

Nuestras mentes están 100 porciento enteradas de nuestros sentimientos. Muchas veces no pensamos de dónde vienen nuestras emociones. Nuestra mente es la que se encarga de dirigir todo en nuestro cuerpo y esto incluye nuestras emociones, el tener un sentimiento de tristeza y el querer engañar nuestro cerebro a sentirse de manera contraria podría resultar confuso y contradictorio. Esto no quiere decir que soy nube negra, al contrario, la positividad es un sentimiento bien poderoso. Sin embargo, cómo podemos entender nuestros sentimientos y nuestras emociones si las bloqueamos cada vez que se acercan a nuestras vidas.

Sé que habíamos quedado que para el “blog” de hoy estaríamos hablando de la toxicidad positiva. Sin embargo, el pasado lunes sucedió algo inesperado y sé que como yo hay muchas personas en el mundo pasando por lo mismo. La razón de ser de esta columna es ayudar a los demás y brindar información para su crecimiento personal. Por lo que creí propio mover el tema de hoy para la próxima semana.

Imagina que estás en un barco a la deriva, en medio de una tormenta. Imagina que es un barco que mide 18 ' (5,49 m) de largo por 7'3 "(2,21 m) de ancho y 2'2" (66 m) de profundidad. Imagina que las olas son de 10 a 13 pies de alto, que la lluvia no cesa, los relámpagos están cada vez más cerca y que hay poca o cero visibilidad.

Un solo día fue suficiente como para hacer estragos en mi semana. A principios de la semana pasada me levanté feliz, contenta, pensando yo puedo contra el mundo. Pero el mundo tenía planeado otra cosa para mí. Pues les cuento que hago desayuno, me baño, me visto y me dirijo hacia mi primera parada, una cita médica que tenía programada. Llego al consultorio médico y hay un vehículo ocupando casi tres estacionamientos, acomodo mi vehículo en el espacio que queda disponible y ¡Zaz!; tremendo raspón que le di al vehículo. Ahora tengo un vehículo negro y rayas verde chillón. Respiro profundo y pienso, doy las gracias porque fue un raspón y no fue mi vida.

En nuestro primer blog discutíamos que es el aprendizaje socioemocional. Definimos el mismo de la siguiente manera: el aprendizaje socioemocional no es otra cosa que adquirir y aplicar los conocimientos, habilidades y actitudes para desarrollar identidades saludables, manejar las emociones y lograr metas personales. Al pasar las semanas, las cuales llevamos juntos agarrados de la mano en este viaje, hemos hablado de diferentes temas importantes para nuestro crecimiento. La semana pasada estuvimos hablando de lo que es el suicidio y cuáles son los factores que pueden llevar a una persona a cometer este acto. Hoy vamos a hablar de cómo el aprendizaje socioemocional puede ser una gran herramienta para la prevención del suicidio.

Page 1 of 2

Últimos Tweet

Acaba de publicar una foto https://t.co/Pw73GJvfND
Acaba de publicar una foto en La Serena, Chile https://t.co/rUdgDxGqdv
Acaba de publicar una foto https://t.co/xgI3840all

Twitter

Acaba de publicar una foto https://t.co/Pw73GJvfND
Acaba de publicar una foto en La Serena, Chile https://t.co/rUdgDxGqdv
Acaba de publicar una foto https://t.co/xgI3840all
Acaba de publicar una foto https://t.co/JUqs5JWnfO
Acaba de publicar una foto https://t.co/SzibMb4nhf
© 2021 Todos los derechos reservados